Plan de desintoxicación tras las navidades

Plan de desintoxicación tras las navidades

La Navidad es una época en la que tradicionalmente nos excedemos comiendo y bebiendo, y no precisamente comida sana, sino dulces repletos de azúcar, salsas, alcohol…. Por si esto no fuera suficiente, estamos de vacaciones y aprovechamos para tomar un descanso de toda actividad física.

Los excesos que se producen en estas fechas tienen como consecuencia más evidente al aumento de peso, pero también hacen que se disparen los niveles de colesterol.

Después llegan los propósitos de año nuevo de cuidar nuestra alimentación, apuntarnos al gimnasio, o salir a correr.  Pero si ya de por sí la vuelta al trabajo y a la rutina es dura, lo es mucho más si nos ponemos objetivos muy ambiciosos y poco realistas. Debemos tomárnoslo con calma, ya que la mente juega un papel decisivo a la hora de enfrentarnos a nuevos retos con ganas y fuerza.

Es fundamental  afrontar la vuelta de vacaciones de una forma positiva y desintoxicar nuestro organismo de los excesos cometidos.

En primer lugar, basta de refrescos y bebidas alcoholicas y azucaradas. Bebe todo el agua que puedas para eliminar toxinas e hidratarte. Lo ideal es consumir dos litros diarios. El consumo de frutas también supone un gran aporte de agua y tiene un efecto saciante. Fuera de casa, podemos permitirnos tomar algún zumo o refresco light, pero la bebida por excelencia en casa ha de ser el agua.

En segundo lugar, si ya seguías una dieta equilibrada antes de las fiestas, deberás recuperar tu rutina alimentaria. Si tu dieta ya tenía carencias nutricionales, es el momento de comenzar a cuidarse tomando alimentos variados y equilibrados. Aunque siempre hay que mantener una dieta rica en frutas y verduras, tras las navidades deberemos aumentar su ingesta.

El desayuno es fundamental, y debe ser energético y libre de azúcares y bollería industrial. Las frituras también deben evitarse, así como la comida precocinada, y la cena ha de ser ligera.

En tercer lugar, es importante mantenerse activo físicamente, realizando de manera regular alguna actividad deportiva, aunque sea suave o poco exigente, pero de manera constante. Ello nos ayudará a bajar esos kilos que hemos ganado con los excesos navideños y a depurar nuestro organismo mediante el sudor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *