La revolución de los ejercicios hipopresivos

La revolución de los ejercicios hipopresivos

En los últimos años se ha puesto de moda una nueva forma de tonificar los músculos del abdomen, que ha resultado ser tremendamente efectiva y fácil de ejecutar por personas de cualquier sexo, edad o condición física. Son los ejercicios hipopresivos.

Es un método revolucionario, especialmente porque elimina todos los elementos negativos de las abdominales y gimnasia tradicionales, como los dolores de espalda o el debilitamiento el suelo pélvico, e implementa los efectos positivos.

Se trata de unos ejercicios posturales en los que se ha de controlar la respiración, con los que se persigue reducir centímetros de contorno en la cintura y tonificar el abdomen. Se practican en diferentes posiciones, haciendo inspiraciones y espiraciones en las que se contrae el abdomen, bajo las indicaciones de un profesional cualificado.

Con una práctica de 20 minutos un par de veces por semana durante dos o tres meses, ya se empiezan a notar los resultados.

Ventajas de los hipopresivos

Los ejercicios hipopresivos consiguen reforzar los músculos abdominales pero también los del suelo pélvico, que se pueden ver afectados a largo plazo con la práctica de los abdominales convencionales. De este modo, los posibles problemas de incontinencia urinaria disminuyen de manera considerable.

La vida sexual también puede verse mejorada gracias a la musculación el suelo pélvico, especialmente en el caso de la mujer.

Se trabajan los abdominales más profundos, obteniendo como resultado un vientre plano y la reducción de perímetro en la cintura en un periodo de tiempo relativamente corto.

En el caso de las mujeres, el haberlos practicado con anterioridad a un embarazo posibilitará la recuperación tras el parto, y el practicarlos tras el mismo ayudará a recuperar la figura con mayor rapidez. Tras un parto también es muy habitual perder la tonificación de la musculatura vaginal, que puede recuperarse trabajando estos ejercicios hipopresivos.

Otra ventaja importante es la incidencia positiva sobre nuestra espalda, sobre todo si combinamos los hipopresivos con otros ejercicios específicos complementarios.

Nuestro rendimiento deportivo también se verá mejorado gracias a la mejora de nuestra capacidad pulmonar.

Contraindicaciones

Son muy pocos los casos en los que no está indicada la práctica de la gimnasia abdominal hipopresiva. En el caso de personas hipertensas puede no ser conveniente, y en el caso de mujeres embarazadas, totalmente desaconsejado; no siendo así durante la etapa anterior al embarazo y en el post parto, como hemos indicado.

Para disfrutar de los beneficios de esta práctica, es necesario realizar correctamente los ejercicios, controlando la respiración. Ello requiere invertir tiempo y esfuerzo en el aprendizaje de la técnica adecuada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *