Depilación láser médica

Depilación láser médica

El otoño/invierno es la mejor época del año para realizarse una depilación láser médica, para llegar al verano con la tarea hecha sin tener que preocuparnos de ceras, maquinillas desechables o máquinas depiladoras, que nos roban tiempo y energía.

La depilación definitiva tiene cada vez más adeptos, de ambos sexos, hecho que hace que la oferta sea cada vez más variada, con gran cantidad de métodos. Si queremos que la depilación sea realmente definitiva, acudiremos a un centro especializado que cuente con la última tecnología en cuanto a láser médico.

El número de sesiones necesarias para un resultado satisfactorio y definitivo varía en función de la persona, siendo determinantes factores como el tono e piel, del vello, grosor del mismo, etc. El profesional que elijamos nos guiará a este respecto.

También dependerá de la persona, así como de la zona a tratar, el posible dolor que experimentemos al someternos al tratamiento. En general es muy llevable, y únicamente sentiremos una sensación parecida a pequeños pinchazos. La zona puede irritarse, pero la rojez desaparecerá en cuestión de pocas horas.

La aplicación del láser no solo para la depilación, sino también para la eliminación de tatuajes, eliminación de manchas, tratamiento contra las arrugas, etc, supuso una revolución para la medicina estética. La aplicación de la luz concentrada no produce daños en la piel, y ahí radica su principal ventaja.

Otra gran ventaja de la depilación láser es que se puede aplicar en cualquier parte el cuerpo, por recóndita que sea.

Procedimiento

El procedimiento es muy sencillo y debe comenzar siempre con un pequeño test de prueba para asegurarnos de que no se producen reacciones indeseadas en la piel. Durante la aplicación del laser se protegen los ojos tanto del profesional que está realizando el procedimiento como los del que lo recibe, con unas gafas especiales.

Se realizan pulsaciones con el láser en la zona determinada, con los cuales se puede sentir un ligero pinchazo que se verá aliviado por la sensación de frío que desprende el aparato. Este frío se produce gracias a un sistema de refrigeración que proporciona un efecto anestésico y protege la piel. También puede utilizarse algún tipo de crema anestésica.

Precauciones

He empezado este artículo señalando que llega la mejor época para animarse con la depilación definitiva, entre otras cosas porque debe evitarse el sol tanto los días previos como los posteriores al tratamiento.

Evitaremos también el depilarnos con métodos que arranquen el pelo, ya que producirán el efecto contrario al deseado; dotar de fuerza a aquellos folículos pilosos que queremos debilitar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *