¿Por qué utilizar cosmética natural?

¿Por qué utilizar cosmética natural?

Los motivos que llevan cada vez a más gente a optar por la cosmética natural son muchos y muy significativos. Quizás el principal sea la búsqueda de la salud. Los productos de cosmética en general están compuestos por sustancias químicas y parabenos que resultan tóxicos y perjudiciales para la salud de la piel en el largo plazo.

La sociedad está adquiriendo una mayor conciencia sobre el  uso de animales para testear productos de cosmética, por lo que la ética se convierte en otro de los motivos fundamentales que lleva a la gente a consumir cosmética natural que garantice el respeto por los animales y por el medio ambiente.

La Cosmética Natural apuesta por tanto por ingredientes naturales, libres de químicos, ecológicos y que no experimenten con animales.

Muchos pueden pensar que estos valores actúan en detrimento de la efectividad de los productos. Esta creencia no está fundamentada, pero sí lo está que la cosmética natural ofrece ventajas sobre la industrial en cuanto a salud, cuidado del medio ambiente, consumo responsable y precio.

El concepto “cosméticos” engloba no solo cremas y productos de maquillaje, sino también geles, champús, aceites… y en definitiva cualquier producto de higiene.

Motivos para consumir cosmética natural

-Los productos de cosmética natural no son testados en animales.

-Son productos artesanales, sin alcohol, químicos ni derivados del petróleo y por tanto no tóxicos. La cosmética natural ofrece una alternativa saludable ante la cosmética industrial, con productos que incluyen ingredientes como aceites esenciales, arcillas, frutas.. etc, que son igual de fáciles de aplicar.

-La cosmética natural ofrece mejores resultados a largo plazo. A la hora de tratar una afección concreta, puede que un producto industrial obtenga resultados inmediatos, aunque debido a sus componentes,  puede resultar perjudicial con el paso del tiempo. El uso de ingredientes naturales persigue la mayor afinidad posible con la composición de nuestra piel, activando la propia capacidad de la misma para regenerarse y evitando alergias o efectos secundarios.

-Se utilizan ingredientes ecológicos y de comercio justo. Al comprar estos productos se promueve la venta de productos locales o cercanos, el pequeño comercio, el uso de pesticidas naturales no contaminantes y el rechazo a los productos transgénicos, tan perjudiciales para el planeta.

-Hay una buena relación calidad/precio. Siempre podremos encontrar cremas o champús bastante más baratos entre la cosmética industrial, si bien éstos están compuestos mayoritariamente de parafina; derivado del petróleo muy perjudicial para la piel. Si comparamos el precio de los productos de cosmética natural con el de los productos de alta gama y de marcas de prestigio , la opción ecológica y natural resulta mucho más barata.
Os animo a que probéis la cosmética natural, un gran aliado de salud y belleza!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *